¿México, perdió su corona?

El Grupo Mexicano Cervecero más grande del país se vendió. Lo pronosticaban desde hace tiempo, inversionistas,  empleados, proveedores, directores en fin.  Y es que ese gran grupo cervecero que nació y creció en nuestro país, cambiaría de manos y se convertiría en una empresa totalmente  extranjera.

 

 

 

Los impactos son muchos al tener una transacción de esta magnitud y habría que analizarlos desde distintos puntos de vista,  por lo que solo abordaremos  de manera general  algunos aspectos destacados del grupo. Lejos de lo comercial Grupo Modelo tiene una linda historia y ésta nace al constituirse como empresa el 8 de marzo de 1922.  Sus fundadores, un grupo de españoles que se establecieron en México durante el último tercio del siglo XIX, venían a México a arriesgarlo todo y venían con todo, basta con leer el siguiente fragmento que cito a continuación del libro un empresario modelo para darse cuenta del carácter de éstos hombres: “ El grupo fue encabezado en un principio por el vasco Braulio Iriarte, conocido como el Rey de la Harinas, a la muerte de Braulio Iriarte, Oyamburu y Diez Fernández adquirieron sus acciones y devinieron socios principales de Cervecería Modelo, por años compartieron el mando pero tuvieron dificultad y vieron que no podían seguir juntos. Oyamburu era un hombre rico y no aceptaba que don Pablo hombre humilde tuviese el mando. Un día se sentaron y dijeron: la Modelo vale tanto, el primero que lleve al despacho equis el depósito de su valor en tal fecha y tal hora, se queda con la diferencia y es legalmente su propietario. Oyamburu se confió creyó que don Pablo no podría reunir el dinero que hacia falta en el plazo estipulado. Pero don Pablo se movió a toda velocidad. Fue al Banco Nacional de México, explico su problema y pidió un préstamo, su palabra tenía valor. Así que a las doce y media ya estaba sentado haciendo entrega del cheque en el despacho, Oyamburu llegó a las seis de la tarde y el abogado solo se reía¡ Vaya palo que le pegó  el señor Díez Fernández, hace horas que pasó por aquí y ustedes convinieron esto por lo cual él es ahora dueño de Modelo!

De esta manera don Pablo  hace suya a la Modelo,  mostrando su espíritu emprendedor ante todo. Hombre decidido y de carácter firme dirige el rumbo de esa empresa hasta depositarla en manos de otro gran capitán Don Antonino Fernández Rodríguez,  hombre nacido en las calles de cerezales provincia de León, donde los artistas seguramente se han inspirado muchas veces al ver como se cruzan los ríos Cureño y Porma, amantes eternos unidos por una gran historia de amor.

Fue el quinto hijo de una numerosa familia y la situación no era fácil pues el nació pobre, pero con el valor de quien lo enfrenta todo.

 

 

 No muy enamoradizo más bien formal contrajo nupcias con la sobrina de don Pablo, quien flechó su corazón. Después de casados viajan a México y a regañadientes don Antonino empieza a trabajar con Don Pablo como ayudante y desde abajo dirían, hasta llegar a lo más alto: la Presidencia del grupo.

 

 Su capacidad y una jugada del destino lo llevarían a ocupar éste lugar. Dirigió los rumbos de la empresa, consolidándola y proyectando su expansión, bajo su mando empezaron las primeras exportaciones a Estados Unidos y se contrato a personal especializado, muchos ingenieros del politécnico nacional entraron a las filas de la gran familia.

 

Don Antonino fue reconocido por su calidad humana y por su gran visión como empresario, su carácter era fuerte pero humilde pues amaba su negocio y  a cada uno de sus empleados los valoraba como seres humanos. Un hombre de grandes causas que aún sin conocer el término “Responsabilidad Social Empresarial”, implanto mayores prestaciones a sus empleados, lugares de convivencia y propició la armonía y la ética empresarial. Fue y es muy querido por todos “El Patrón” como cariñosamente lo llamaban, decía “que el verdadero poder difícilmente se nota, pues es aquella tuerca que no se ve pero que es  indispensable para hacer funcionar esa gran maquinaria”. Él mismo fue aquélla piececita fundamental que hizo funcionar Modelo durante tantos años.

 

Los años pasan y con ello el tiempo de dejar el barco en otro capitán y ésta vez el elegido sería Don Carlos Fernández él ahora tomaría las decisiones en favor de toda la tripulación y tendría en sus manos al ahora llamado: Grupo Modelo S.A.B (sociedad anónima bursátil) empresa número uno de producción de cerveza en nuestro país y exportadora  a más de 170 países, siendo “Corona extra”  la marca de cerveza más vendida a nivel mundial.

 

La globalización había alcanzado a todos y sin excepción también a la Corona, su estrategia de grupo y de mercado fue muy exitosa lo cual la hizo muy rentable, con innumerables premios y títulos según su reporte de sustentabilidad “con  la mención en el ranking Best Global Brands 2010 de Interbrand  que incluyó la marca Corona Extra, siendo la primera y única entre las marcas mexicanas y latinoamericanas que se ha incluido en este listado, el galardón de la revista Impact  con su premio “Hot brand” a Corona Light y a Modelo Especial; a esta última por décimo sexto año consecutivo.  El lugar que se ganó Corona Extra como la cuarta marca de cerveza más valiosa del mundo  según  Millward Brown Optimor en su ranking Brand Z Top 100 Most Valuable Brands 2010 y el primer lugar que la empresa Brand Finance publicó en la encuesta en la que evalúa las 500 marcas más valiosas del mundo, en la que Corona Extra ocupa el primer lugar entre las marcas mexicanas y el tercero entre las marcas de cerveza globales. Exquisita para algunos,  equiparable a aquella hermosa soltera que todos quieren enamorar, ésta vez fue la empresa Belga Brasileña Anheuser-Busch InBev la que quedó prendada de Modelo, fijándose un objetivo único “conquistarla a toda costa” para invadir nuevos mercados.

 

 

Modelo se hizo la difícil un  buen tiempo y dicen por ahí que en el fondo de su corazón no quería ceder pues su pretendiente no la convencía del todo, había grandes roces y diferencias que  llevo a enfrentarse a las dos partes ante un tribunal arbitral pero el 31 de junio del 2012 se da  el anuncio de la venta del grupo por más de 20 mil 100 millones de dólares en efectivo. El final de esta historia  aún no termina  pues se tienen que pasar una serie de requisitos y formalidades para que la transacción sea aceptada  sobre todo por las autoridades de Estados Unidos, aunque en nuestro país no hubo muchas trabas, incluso libro los impuestos.

 

 

Modelo cambia de patrones, ahora ya no es mexicana y todos entendemos que en un mundo global comprar y vender es normal, pero, ¿por qué entonces hubo resistencia a ésta venta?

 

La respuesta podría ser que Modelo fue una empresa 100% familiar con tradiciones muy arraigadas, la cual formo sus valores a lo largo de su crecimiento en la que el poder fue vertical y a pesar de contar con un consejo muchas de las decisiones estuvieron al mando de una cabeza. Una empresa que fue muy querida, no solo por su valor económico, sino también por todos aquellos esfuerzos de todas éstas familias para conformarla, entrañaba un valor moral y sentimental para sus dueños y a pesar de las positivas afirmaciones de la venta que hiciere don Carlos Fernández  la realidad es que  lucharon por mantener el control de la empresa al interponer una demanda arbitral: El 16 de junio de 1993,  August Busch III, presidente y heredero de la cervecera estadounidense Anheuser-Busch  la cervecera más grande del mundo se hizo del 18% de las acciones de Modelo. En 1997 adquirió más participación. Siendo en ese entonces la marca importada más vendida en Estados Unidos, la estadounidense se hizo del 50.35% de las acciones del grupo mexicano, aunque el consejo de administración local conservó el control. Anheuser-Busch  era el grupo cervecero número uno del mundo, pero en 2008, se presenta otra adquisición cuando   InBev, resultado de la unión de la brasileña AmBev y la belga Interbrew, compró Anheuser-Busch por 52,000 millones de dólares, en la mayor operación en efectivo de la historia.  En la compraventa iba incluido el paquete accionario que Anheuser-Busch había adquirido de Grupo Modelo en 1993. Los principales accionistas del grupo no estuvieron de acuerdo con la operación, porque aparentemente no se les consultó ni pudieron ejercer su derecho del tanto en la compra del paquete accionario. Pero sobre todo porque consideraban que la compra de Anheuser-Busch Companies por Inbev permitió que una parte importante de sus acciones fuera transferida de manera indirecta a esta empresa, que era competidora en el negocio cervecero y además  existía un convenio de inversión en el cual  se estipuló que Anheuser-Busch no podía realizar actos u operaciones de transferencia de cualquier monto de acciones de su propiedad, sin consultar y ofrecerlas antes a los accionistas de Grupo Modelo.

 

 Grupo Modelo emitió un comunicado por medio de la Bolsa Mexicana de Valores  sobre  el fallo del arbitraje, en el que reclamaba el pago de 2 mil 500 millones de dólares en compensación por daños causados en la fusión de las dos más grandes empresas de la industria cervecera del mundo, en el cual se le dio la oportunidad de argumentar y probar por medio de sus abogados,  el cual lamentablemente perdió  en Nueva York.  Al perder el arbitraje Modelo pierde también control en su empresa por lo cual las posibilidad de vender es quizá la mejor opción al no poder enfrentar a un competidor mayor y tener fuertes roces.

 

Otro punto a destacar al realizarse la venta es escuchar que ya no quedan empresas mexicanas y es un sentir general de la población que estamos perdiendo todo, muchos dicen que  ya no es nuestro ni buena parte de nuestro territorio y tal vez no se equivoquen pues existen enormes concesiones que se han otorgado a las empresas mineras para explotar gran parte de nuestro país de manera indiscriminada sin tomar en cuenta los impactos ambientales y de salud ocasionado y es verdad que son tan pocas las empresas mexicanas que en una encuesta de salida que aplicamos  a 100 personas el 90 por ciento opina que ya no tenemos empresas nacionales y que las  pocas mexicanas que tenemos hay que cuidarlas pues representan un orgullo para nuestro país. Al venderse modelo nos quedan escasas empresas cerveceras mexicanas en el ramo artesanal y la mayoría si no es que todas son MYPYMES (micro pequeñas y medianas empresas).  Habrá que recorrer un larguísimo camino para convertirse en una gran empresa, en el cual las MYPYMES encuentran un sinfín de obstáculos pues según datos de la Secretaría de Economía revelan que más de 80 por ciento de las Pymes mueren en su segundo año de vida por la falta de capacitación y mala planeación. Cerca de 50% no utiliza técnicas en calidad o productividad; Más de 80% no cuenta con algún tipo de certificación; Sólo 24 % maneja alguna licencia o patente El 83% no realiza actividad alguna para consolidar su presencia en el exterior.¿ Será acaso que  por eso sentimos los mexicanos que perdimos algo nuestro y que incluso los comerciales de corona donde salía orgullosamente nuestro mariachi ya no volverán o ya no serán los mismos al saber que Modelo ya no es mas parte de la lista de empresas mexicanas?, o será también un claro reflejo de la desesperanza de miles de mexicanos que ven pocas oportunidades para convertirse en emprendedores y empresarios a pesar de los múltiples esfuerzos de la Secretaría de Economía.

 

 

Otro pregunta que queda al aire al realizarse ésta enorme venta es: ¿Que pasará con las más de 45,000 familias a las que Modelo les da trabajo? Lo triste es que se han realizado innumerables despidos, dejando a miles de familias sin un sustento. Los valores y la estabilidad en el empleo en  la organización ahora serán otros y estos pueden ser mejores o peores.  En palabras de uno de los trabajadores del grupo, su sentir es el siguiente:” El patrón nos vendió, vendió todo y ahora  me siento como un coche con nuevo dueño, pero no sé cómo me tratará el nuevo si me lavará, me mandará a afinar o me pondrá gasolina como el otro, no lo sé.

 

 

Sus palabras reflejan incertidumbre ante los cambios y a pesar de la generación de empleos que aseguran que dará esta adquisición, ¿Habrá más despidos? ¿Qué pasará con las garantías  y Derechos Laborales de cada uno de los empleados, con los valores fundamentales de la gran familia, serán salvaguardadas por los nuevos dueños, serán ignorados o mejorados?  Eso aún  no lo sabemos, pero el panorama se presenta muy diferente y las políticas internas del grupo están cambiando a pasos agigantados.

 

 

A manera de conclusión podemos mencionar que  la venta de modelo es una realidad que tuvo muchos matices además del económico y nos debe llevar a pensar profundamente en un cambio de mentalidad primeramente debemos aceptar que existen múltiples cambios a nivel empresarial en un mundo global. Es importante hacer un llamado a nuestras autoridades, instituciones cámaras y asociaciones para desarrollar  un trabajo conjunto para fortalecer al sector empresarial,  para fomentar más y mejores empresas, empresas justas que respeten los Derechos Humanos de sus trabajadores y  que subsistan durante décadas, que puedan consolidarse como una gran empresa, para hacer de nuestro país un gran destino de inversión pero también un país con mano de obra calificada. Sin duda éstas acciones nos generarán mayor empleo y por consiguiente prosperidad para nuestra población.  Las voces de nuestros ciudadanos se escuchan cada vez más fuerte exigiendo un cambio incluso en la manera de hacer negocios en nuestro país, es hora de dar respuesta a estas voces y de no perder la esperanza, de que aprovechemos oportunidades en un mundo con grandes exigencias y nos sintamos competitivos como ciudadanos y ciudadanas  y como nación.

 

Artículo por Perla Berenice Sánchez Reyna

 

Escribir comentario

Comentarios: 0